Chi Nei Tsang

Masaje de órganos internos

 

 

La zona del vientre es un mundo misterioso, a veces aterrador... Cuando son obstruidos, los órganos internos almacenan energías perjudiciales que pueden debordarse sobre otros sistemas corporales y manifestarse en forma de emociones negativas e enfermedades. Todas nuestras emociones negativas que no hemos superado, que no pueden „encontar la salida” se almacenan en nuestro sistema digestivo, entorpeciendo su funcionamiento correcto.

La terapia de Chi Nei Tsang transforma esas emociones e energías, elimina las toxinas que bloquean los órganos internos y provocan la aparición de nudos en la zona del vientre, además favorece el flujo de la energía vital (Chi). Ayuda a vivir nuestra emociones de una manera más sana. Trabaja con gran eficacia con el cuerpo energético, al permitirnos a sentir, liberarnos espacio en nuestro interior. Esto nos hace posible que vivamos y crezcamos emocionalmente de una manera más consciente, más enriquecedora.

 

¿Como se realiza la sesión?


    En este trabajo ponemos la atención, sobre todo, en la area del vientre y con la aplicación de diferentes técnicas creamos más espacio en la zona umbilical. Uno de los objetivos es liberar los órganos y darse cuenta de su existencia. Cada uno de los órganos internos tiene funciones psicológicas (el miedo afecta al colon y riñón, puede crear diarrea o estreñimiento; las preocupaciones afectan el estómago y crean la úlcera, problemas gástricos; la ira se relaciona con el hígado, la tristeza con los pulmones..) y es obvio que nuestro estado de la salud depende del buen estado de cada uno de ellos. Si uno no funciona correctamente, toda la cadena se verá afectada.

    Cada cuerpo es único, cada cuerpo necesita distinta forma del toque. No cada vientre está preparado a recibir una presión profunda y directa sobre ello, en este caso nos enfocamos primero en restablecer la energía bloqueada en las piernas y los pies (utilizando sobre todo las técnicas del masaje tailandés terapéutico), y luego, progresivamente hacía el vientre, respetando las necesitades del cuerpo.


Una sesión de Chi Nei Tsang dura entre 1,5 h y 2 h.

 

 

~

¿Te apetece tomar un suspiro?